“Eficiencia energética” era un término poco conocido para los compradores de viviendas hasta hace solo unos pocos años. Pasó a ser conocido cuando se hizo obligatoria la emisión del certificado energético.

Sin embargo, cada vez más los compradores incluyen esta cuestión como uno de los puntos a considerar antes de comprar una vivienda.

En realidad, es una preocupación natural, pues tendrá una repercusión directa en el consumo. Y, por ende, también gasto monetario empleado en la adquisición de energía (climatización, luz y agua).

Una amortización rápida

De la misma manera que cuando compramos un coche queremos saber cuántos litros de combustible consume como media en ciudad y en carretera, conocer el gasto energético de una vivienda influye en el proceso de la compra.

Como es natural, cuanta mas eficiencia energética, menor gasto. Además, algunas construcciones también disponen de fuentes de energía renovable, lo que aminora el volumen de las facturas.

Eficiencia energética en viviendas

Hay que reconocer que las tecnologías aplicadas para que esta eficiencia se consume incrementan el coste de la vivienda.

No obstante, se calcula que en tan solo 10 años ya se ha amortizado el dinero invertido.

Revalorización, más que ahorro

Si miramos más allá del ahorro, hay otros motivos por los que la eficiencia energética se consolida a pasos agigantados. Y es que revaloriza los bienes inmuebles en un 20% en el Estado Español.

A día de hoy, la sostenibilidad es el factor que diferencia a constructoras e inmobiliarias, como Grup Tort, de otras promotoras.

Aunque a finales del 2020 se hará efectiva una directiva europea sobre el consumo de energía en las viviendas, desde Grup Tort no solo deseamos cumplir la normativa. Queremos ir más allá de ella para cuidar nuestro planeta y para la satisfacción de nuestros clientes.

Si tú también crees que la eficiencia energética es un argumento importante de compra, te invitamos a que consultes nuestras promociones residenciales o contactes directamente con nosotros.

Contacto