El desbroce de parcelas es básico a la hora de preparar un terreno para su posterior cultivo o construcción de edificios.

Los trabajos de limpieza incluyen tanto la extracción como la retirada de maleza, hojas secas o desperdicios.

Pero, ¿qué pasa si todavía no hay un proyecto en firme para el terreno o finca? Aún así es necesario llevar a cabo el desbroce de parcelas, como te explicamos a continuación.

Ventajas del desbroce de parcelas

Incluso cuando no hay un plan específico para terrenos en propiedad o fincas, es básico mantenerlos en buen estado. Es palmario que los restos agrícolas pueden llegar a ser el origen de incendios, sobre todo en los meses de verano en los que aumenta mucho la temperatura. Y aunque no sean el origen también pueden influir en su propagación.

Desbroce de parcelas, clave por estas razones

Cuando se ha llevado a cabo un adecuado desbroce de la parcela, los riesgos de incendio se minimizan. Por ese motivo, algunos ayuntamientos revisan el estado de las parcelas y, en algunos casos, hacen obligatoria su limpieza.

Otro de los objetivos que cumple el mantenimiento del terreno es evitar la proliferación de plagas. Algunas especies de insectos se reproducen de forma masiva y tienen una repercusión negativa en los suelos. Un problema que desaparece si no tienen dónde proliferar.

Antes de que aparezcan las plagas, los incendios o los proyectos de construcción, asegúrate de efectuar el desbroce de parcelas por parte de profesionales. Solo equipos expertos como Grup Tort pueden efectuar bien este trabajo a la vez que se respeta el medioambiente.

Esta época, la primavera, es la temporada perfecta para acondicionar los terrenos, antes de la llegada de altas temperaturas.

Si quieres saber más sobre este u otro de nuestros servicios, te invitamos a contactar con Grup Tort. Atendemos las solicitudes de empresas privadas, públicas y propietarios particulares.

Contacto