El amianto o asbesto, tan presente en tejados de uralita y fibrocemento, ha demostrado ser una amenaza para la salud respiratoria. Sus partículas permanecen suspendidas en el aire y ponen en riesgo la capacidad pulmonar. Por eso, el desamiantado es el proceso clave para eliminar todos sus peligros.

A pesar de que el amianto se prohibió a principios de la década 00, todavía quedan construcciones anteriores con este material dañino.

Lo que debes saber sobre el desamiantado

Pero, ¿conoces lo que está implicado en el curso del desamiantado? Con el ánimo de resolver tus dudas a este respecto, hemos creado este artículo.

¿En qué consiste el desamiantado?

Antes de nada, hay que hacer una evaluación de todos aquellos lugares que puedan presentar amianto. Ya hemos citado los tejados, pero además es común en otros emplazamientos tales como los desagües, las calderas o las cisternas.

Una vez se tienen claras todas las zonas, el equipo experto acudirá a la zona para proceder a su retirada. Todos los participantes deben haber recibido una previa formación para efectuar el proceso correctamente sin comprometer la salud de nadie. Además, irán equipados con EPI (equipos de protección individual) adecuados para el caso, como se aprecia en la imagen de este artículo.

Después, los deshechos deben encapsularse y quedar precintados y etiquetados. Así logran transportarse de la forma más segura hasta lugares de gestión de residuos como la planta de Grup Tort.

En Grup Tort estamos inscritos en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto). Nuestro número identificativo es el 21/AB/02, que garantiza que cumplimos los más estrictos protocolos al efectuar trabajos de demolición y desmantelación de construcciones donde exista amianto (asbesto).

Aquí puedes consultar una galería con imágenes de algunos de los proyectos de desamiantado que ya hemos realizado.

Si deseas saber más sobre nuestro servicio de desamiantado, contáctanos.

Contacto