¿Qué son los áridos reciclables? En su gran mayoría nos referimos a materiales mixtos formados en diferentes proporciones de hormigón triturado, piedra sin mortero adherido, materiales cerámicos y de obra de fábrica, asfalto y otros materiales de origen pétreo.

Pero se les conoce de forma más habitual como residuos de construcción y demolición (RCD). Forman parte de unos de los mayores tráficos de residuos en Europa. Esto es debido a su elevada tasa de producción por habitante y a su viabilidad técnica y económica de su reciclaje. Por este motivo, la Comisión Europea los declaró “flujo de residuos prioritario” en su política medioambiental de 1996.

Áridos reciclables: por qué y cómo se gestionan

Además, la gestión de residuos es obligatoria. Por esta razón, es muy importante el correcto reciclaje de estos materiales.

¿Cómo gestionamos los áridos reciclables en nuestra planta?

Recogemos los residuos de constructoras y los clasificamos. Eso nos permite eliminar los componentes peligrosos como el amianto. También es una forma de reintroducir en el circuito de uso los áridos reciclables.

Aseguramos su buena gestión siguiendo estos pasos:

  • Control en la admisión: Esta es la clasificación inicial del material por medio documentar, registrar e identificar correctamente la materia prima. Este conjunto de procedimientos de control garantiza la trazabilidad del material aceptado en planta.
  • Clasificación: Así se procede a la separación mecánica o manual de los elementos que se consideran contaminantes dentro de los RCD.
  • Disminución de su tamaño: Es un proceso mecánico de reducción del tamaño de las partículas y de separación de los diferentes componentes de un mismo material procesado.
  • Limpieza: Es también un sistema de separación pero más refinado. Se tratan las partículas producidas por los residuos utilizando métodos de separación por gravedad, utilizando por ejemplo agua o aire. Este tratamiento permite también la eliminación de sustancias peligrosas.
  • Selección: En este proceso se hace un cribaje y separación de las partículas mediante análisis granulométricos específicos. Los resultados obtenidos ayudan a determinar el porcentaje de partículas obtenidas y su origen así como su uso final.

Reserva ya la gestión de tus residuos en Grup Tort.

Contacto